El Poder del continuismo


Y con ese título no hablo de lo obvio, no hablo de las continuaciones de los juegos en si, sino del continuismo de la marca. Vamos de la trayectoria de las compañias y de los altibajos o no de calidad de los juegos que crean. Ese pequeño detalle a veces no puesto en el lugar que le corresponde, como el que una compañía desarrolladora nunca falle, de confianza y sea regular en todos sus juegos. Puede marcar el si un juego tuyo va a vender o no, en la plataforma que la saques, y esto en el tiempo en que estamos es muy importante.

Una experta en esta materia podría ser Nintendo, ya que a todos los juegos que llevan su sello pocas objecciones se les pueden echar en cara. Y lo hace en todas sus plataformas por igual, tomando al consumidor como participe de esa estabilidad de calidad, por lo cual el usuario la ve como un signo de confianza y puede valorar otras cosas de los juegos para prepararse ante su compra. El problema que ahora planteo es cuando no hablamos de alguien como Nintendo, sino que nos metemos en un lugar de thirds partys que no crean hardware y no piensan nada más que en sacar el máximo beneficio posible de algo.

Aquí ocurre que el continuismo de marca se ve afectado, y mientras en unas plataformas los esfuerzos son de un alto calibre dada la potencialidad de ganar mucho dinero, en otras no ocurre nada parecido. Hablando de actualidad podemos meter el caso de Wii, Ds y cualquier sistema de descarga digital. No se puede evitar pensar en que estas plataformas son sitios menores para la industria en general, y digo industria porque en si las thirds partys forman un todo de negocio, el digamos nucleo central de esto de los videojuegos.

Así vemos como la continuidad de marca fuera de las plataformas centrales comienza a tener altibajos o peor se usa como descargadero de bajo presupuesto. Esto que parece algo deleznable, tiene otras consecuencias, ya que anteriores compradores comienzan a perder la confianza de estas compañías que si tienen en otras plataformas, ya que aunque parezca que no los jugadores son poseedores de varias consolas. En Wii y Ds el caso es el de usar equipos que en si representan a la compañía, pero no son ni mucho menos los equipos de elite usados en otras plataformas. Así que la marca se devalua, y los juegos ya no venden, claramente el usuario ya no se fia, y esta en su derecho ya que nada le dice que no le van a volver a engañar.

Las plataformas digitales son otras de las afectadas, puesto que ahí es donde la imagen de marca esta aún más devaluada. Poniendo el caso de cosas como iphone, y claro dejando a un lado a los desarrolladores indies que empiezan y en si no tienen imagen de continismo aún. Vemos como el hermetismo de información y la saturación en la cantidad de juegos que salen en la plataforma, ayudan a que las compañías importantes campen a sus anchas soltando juegos malos, pensando en que su imagen no sale perjudicada ya que los que estan en estas plataformas no deben ser los jugadores de las otras, se equivocan.

La pregunta es si esta situación les beneficia, el sacar dinero a costa de perder imagen de marca. Realmente no les beneficia, dado que los potenciales usuarios de esos sitios también pueden serlo de las otras plataformas, por lo que se crea un cerrojo de confianza, en donde tus anteriores consumidores ya no confian en ti y estos además pueden ir corriendo la voz de tu irregularidad.

Que ocurre con esto, pues vemos que los usuarios toman conciencia y más aún recelo después de comprar un juego mediocre, ya que ha sido vilmente escondido en ingentes campañas de publicidad y de prensa sazonada. Esta situación acaba afectando a la primera linea, y a su integridad, vamos que también se cuestionan los desarrollos de supuesto primer orden y esto les puede pasar factura de cara al futuro.

0 Comentarios:

Publicar un comentario

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Blogger Templates