Analisis Toki Tori, el pollo canibal de Wiiware

Bueno sigamos con el recorrido de los juegos de Wiiware, ahora hablaremos del que es para mi el mejor título que se ha puesto a la venta con el servicio, sin menospreciar los otros, hablo de Toki Tori. Este remake del homónimo aparecido en Game Boy Color, ha sido toda una sorpresa para mi, aunque en un principio pudiera parecer solo un plataformas, no lo es en absoluto. Es un puzzle de lógica con patas, largo, desafiante y más de una vez auténticamente demoníaco en la manera de resolver los niveles. Toki Tori solo tiene una cosa en mente y es recoger todos los huevos esparcidos por cada nivel. En el usaremos items limitados, y nuestro ingenio para llevar a este pollo gordo hasta su casa, intentando que no se quede atascado en alguna hendidura del terreno.


Argumento:

Pues de argumento hay poco la verdad, nos ponemos en la piel de Toki Tori, un pollo que tiene una auténtico adicción a coger a todo huevo viviente que se le ponga en medio, y su meta es llevárselos a donde vive que esta al final de su largo camino. Tendrá que enfrentarse a diversos enemigos, y a todo tipo de desniveles donde no quedarse atorado por sus ansias de echarle el guante a los huevos.

Desarrollo de Juego:

El juego que me recuerda de alguna forma al mítico Lemmings aunque con un sistema mucho más cerrado, es un puzzle con dosis de plataformas, pero que basa toda la profundidad de juego en la lógica. Así en cada nivel nos daran determinados objetos para acabarlo, casi siempre limitados y que sera necesario pensar detenidamente en hacer uso de cada uno de ellos.

Tendremos que movernos por todo el escenario para coger el total de huevos que tenga el nivel, es decir no nos podemos dejar ninguno. Entre los objetos que podemos usar podremos, ir colocando baldosas para hacer puentes, tirar bloques que usaremos para subirnos en ellos, teletransportarnos, deshacer el suelo, absorver enemigos o direccionarlos, congelarlos. Incluso podremos usar un equipo submarino para movernos por el escenario, todo esto sera vital dada la movilidad limitada de nuestro pollo, que una vez juguemos entenderemos porque sus movimientos son así.

Gráficos:

Todo es en 2D, y los gráficos están prerrendizados, dando esto unos elementos muy agradables a la vista, como los personajes, sobre todo en materia de animaciones de Toki Tori que son realmente muy buenas. Los escenarios nos llevaran a través de 4 ambientes bien diferenciados, desde terrenos con arboles y cascadas, a castillos tenebrosos, pasando por tuberías y habitáculos llenos de fango verde, para acabar bajo el mar y con toda la vegetación marina rodeándonos.






Sonido/Musica:

La cantidad de temas en la música no es demasiado alta, pero no se hace especialmente pesado, debido a que estaremos más concentrados en resolver los niveles, y en algún huevo al que no tenemos ni idea de como llegar jaja. Los efectos de sonido si están algo escondidos y casi no destacan, quedando relegados a muy pocos elementos interactivos, pero tampoco es demasiado grave ni acusable.

Duración:

Pues nos encontramos con más de 70 niveles a lo largo y ancho de 4 mundos, y divididos entre el modo normal y el modo difícil (el modo demoníaco diría yo), lo que nos dará 20 horas de juego más atasques claro, que los habrá y gordos. Esta longitud de juego (que es más que otra cosa gracias a un excelente diseño de niveles) es una brutalidad y que no me esperaba encontrar en un juego de Wiiware por el momento. Claro que el de Game Boy Color era también muy largo, pero en este remake parece que hay más niveles aún.

Jugabilidad:

Por lo pronto el juego nos permite jugar con distintos tipos de control, siendo el del Wiimote el que me ha parecido más extraño porque cambia la sensación al jugar. Se controla apuntando para que el pollo vaya hacia donde le señalemos, pudiendo hacer que vaya corriendo o andando según queramos. Esta forma quizás casa mejor con una aventura gráfica ya que hay momentos en los que hace falta un control más rápido. También se puede jugar con Wiimote y Nunchaku teniendo así mayor control sobre Toki Tori, y por último mi favorita que es sencillamente con el Mando Clásico, que es donde se obtiene una respuesta mucho más cercana a la que el juego requiere.

Así pues poniéndonos ya en el rol de Toki Tori, nos moveremos por el nivel, subiendo y bajando por las cuestas, con cuidado de no caer en algún sitio que no podamos volver. El pollo solo puede dejarse caer y planear por si solo, pero siempre ira hacia abajo sin posibilidad de girar (la gravedad jaja), y si los escalones son demasiado grandes no podrá salir por si mismo.

Entonces una vez examinada la pantalla iremos a por los huevos, evadiendo tanto a los enemigos (que es lo único que nos podrá matar realmente, aunque aquí no hay vidas así que tranquilos, con un reinicio de nivel vamos listos. Como evadir los desniveles y pequeñas agujeros en el terreno, usando los objetos asignados al comenzar, y que nos ayudaran a sortear esos pequeños obstáculos que nos separan de los huevos. Eso si, son limitados y hay determinados sitios donde hay que usar uno concreto, así que si lo hemos gastado antes nos tocara reiniciar el nivel.

La resolución de estos niveles esta muy calculada, habiendo algunas veces solo una forma de acceder a un huevo (incluso teniendo que hacer uso de los mismos enemigos para llegar a los lugares). Así que habrá que medir mucho en donde hemos usado cada objeto. Esto es la salsa del juego la verdad y es lo que lo hace tan grande, siendo una pequeña lucha de lógica que se acrecenta en los niveles avanzados. Los cuales tienen una mala baba que no os podéis imaginar.

Podremos usar además un comodín que nos pasara el nivel automáticamente (no nos lo dirá claro), este comodín sera único. Y si lo usamos no podremos utilizarlo nuevamente, hasta que superemos por nuestro propio pie el nivel donde fue usado. Esto no esta presente en los niveles difíciles, así que si te atascas, pues nada a cabezazos hasta que des con la solución jaja.

Conclusión:

Estamos ante un juego que vale su peso en oro, y que también es el más tradicional de los que han aparecido dentro del servicio Wiiware. Tampoco hace demasiado uso de las capacidades de Wii, siendo opcional en su control nada más, pero es que realmente da lo mismo, es que pienso que funciona tan bien que no necesita hacer uso de ellas.

Es una opción de descarga muy recomendable, que te dará muchísimas horas de juego y un tira y afloja que te mantendrá pegado hasta que te lo consigas pasar. Queremos Toki Tori 2 ya, así que ya estáis tardando.


Puntuación:

Gráficos: 8
Sonido/Musica: 8
Duración: 9
Jugabilidad: 9
Contenido/Precio: 9

Total: 8,6

1 Comentarios:

Jennifer dijo...

Muy buena la idea del juego del pollo. Según lo que entiendo por tu explicación, hay que tratar de que llegue a su casa sin quedar atascado en ningún lugar. Bueno, yo siempre entro a páginas de internet buscando juegos e este estilo. En mi opinión, sonnlos más desafiantes!
Saludos
Jenny

Publicar un comentario

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Blogger Templates