domingo, 5 de junio de 2011

Análisis Canabalt HD, se libre al fin


Con motivo de que he estado profundizando en las aplicaciones de google chrome y en especial en la sección de juegos, comenzare a analizar poco a poco los mejores que hay publicados. Comenzare hoy por Canabalt HD, que ya tocaba hacer un analisis por todo lo que significa para mi. Muchos direís que poco jugo se va a poder sacar de un juego que a priori parece tan simple en el concepto. Pues la verdad es que en esencia hay mucho de lo que hablar, de lo que transmite sin practicamente enseñarte nada, y por eso tratare el análisis de forma amplia.

Si uno se pone a jugar sin haber leído nada de el, como fue mi caso hace ya mucho tiempo, lo primero que vemos es una nube de rascacielos y al fondo la destrucción fluyendo. Naves y unos extraños roboces gigantes que parecen sacados directamente de una fabrica de reciclado de metales, están cargándoselo todo. Tu no tienes ni idea de quien es el protagonista, un simple oficinista, ni que va a hacer para salir de esta. Pero el juego te da el control de el ya en movimiento. En si tu eres el, la narrativa jugable hace acto de presencia sin cutscenes, y tu tomas el mando esquivándolo todo para acabar saltando por la ventana

Un salto de fe, pero sin ningún lugar a donde estar a salvo ya que no hay final posible en esta carrera, y el juego lo demuestra. ¿Realmente la ciudad esta siendo destruida? o todo es una simple idea en que el protagonista, tu, evades la realidad y te sumes de lleno en una especie de libertad. ¿Ya ha ocurrido lo inevitable? ¿has saltado y has caído? ¿o simplemente lo estas pensado?, porque quieres huir de todo, de tus miedos y lo que te retiene.




El juego te enseña todo de una forma jugable, para no ser algo esotérico, pero que definitivamente afronta un mismo final sin definir. En la cual todo se genera automáticamente y de forma aleatoria, como un pensamiento fuerte que gira una y otra vez en la imaginación. Cada edificio aparece en unas condiciones diferentes, derrumbándose incluso, cambiantes tanto en la distancia como en los objetos que tendrás que esquivar para seguir adelante. Con velocidad incremental, una aceleración que acelerara el final, o parándote en las pequeñas trabas que te iran poniendo para frenar el final en donde corres huyendo de todo.

El planteamiento jugable funciona, una formula que se repite una y otra vez, hasta donde llegaría esta vez. El juego lo aplica muy bien, dando una sensación de necesidad de probar más veces, lo que lo hace muy adictivo. Siempre sabes que vas a terminar cayendo al vació, pero y si esta vez llego más lejos. Como juego en si es algo sencillo, pero el mensaje es amplio y hace que tenga muchas interpretaciones. Realmente no se si el creador dejo todo esto abierto en la forma en que yo lo estoy comentando, pero es inevitable no ver un mensaje.

Si solo lo miramos como juego en si, tenemos que en si, todo esta planteado para acabar contigo. Si eres muy bueno y no te chocas a drede con los objetos que te van colocando, el juego acabara colocando edificios más cortos para que caigas. O paredes de cristal en diferentes alturas para que choques contra la pared sin posibilidad de cambiar el rumbo. No se premia al jugador que juega bien en ese sentido, sino que se ha diseñado para que artificialmente tengas que jugar mal para ir parando la velocidad.

Pero Canabalt es una gran experiencia, corta y intensa, que ha generado una legión de juegos de tematica similar. Que por lo que he podido jugar, no consiguen evocar lo mismo, son quizás más depurados o más complejos pero la base es la del juego de Adam Atomic.

Puntuación: 9

Canabalt | Jugar |

0 Comentarios:

Publicar un comentario

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Blogger Templates